Maestros de altura

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 18 julio, 2021 |
0
Escuela Mario Muñoz Monroy, de Brazón, en la Sierra Maestra, municipio de Bartolomé Masó FOTO/Rafael Martínez Arias

La pandemia de Covid-19 impide festejar el aniversario 40 de la creación, el 18 de julio de 1981, del contingente de maestros primarios Sierra Maestra, con el objetivo de garantizar una educación de calidad a los niños de la extensa zona montañosa de Granma.

En vísperas del décimo cumpleaños de ese contingente pregunté a Ena López Gamboa (fallecida), quien lo dirigía hacía nueve años, por qué fue escogida la fecha señalada como la de su creación, y respondió:

-Porque la idea de crearlo surge precisamente ese día, durante una visita a esta provincia del Comandante en Jefe, Damián (Roberto Damián Alfonso González, entonces primer secretario del Partido en Granma), le planteó que sería oportuno organizar un contingente de maestros primarios, jóvenes, dispuestos a ir a trabajar en cualquier lugar de la Sierra Maestra y con su labor creadora resolver los problemas de la Educación Primaria en esos territorios.

“A partir de ese momento, se comenzó a crearlo”.

Es de suponer que fue durante la estancia del Líder de la Revolución Cubana en Santo Domingo, municipio de Bartolomé Masó, donde en la joranada siguiente a la indicada inauguró el campamento de pioneros exploradores Ramón Paz Borroto,

A la interrogante -¿Cuándo comenzó a trabajar el contingente, con cuántos miembros y en cuáles territorios?-, Ena contestó:

-Inició en el curso 81-82, con 577 brigadistas ubicados en siete municipios: Bartolomé Masó, Buey Arriba, Campechuela, Guisa, Media Luna, Niquero y Pilón.

“En el curso siguiente se constituye la brigada de Manzanillo, con los maestros de las siete escuelas serranas del municipio; por último, en el año `84 se crea una brigada en las zonas de difícil acceso de Río Cauto”.

Ena López precisó que en el momento de la entrevista (julio de 1991), el Sierra Maestra tenía  mil 78 miembros, la cifra más alta hasta ese momento, distribuidos, según un amarillento documento que conservo, elaborado por la Dirección provincial de Educación, en 347 instituciones educativas con una matrícula total de ocho mil 916 alumnos.

Aquella avanzada pedagógica cumplió con creces la misión asignada de elevar la calidad del proceso docente-educativo en la serranía granmense.

En sus otrora alumnos que estudiaron carreras pedagógicas, médicas, de ingeniería, especialidades de la Educación Técnica y Profesional o escogieron cultivar la tierra, está reflejada la obra de aquellos maestros de altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *