¿Son más confiables este año las encuestas en Estados Unidos?

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 31 octubre, 2020 |
0
FOTO/ Tomada de Prensa Latina
Washington, – Las encuestas siguen despertando interrogantes hoy en Estados Unidos, donde muchas personas cuestionan ese tipo de estudios tras la sorpresiva victoria en 2016 del actual presidente del país, el republicano Donald Trump.

Como sucede en cada año electoral en la nación norteña, los sondeos sobre intención de votos inundan a los medios de comunicación del país y, a partir de esos datos, expertos y población en general pueden realizar sus análisis sobre la marcha de la contienda.

A solo tres días de las elecciones generales, en las que Trump buscará un segundo mandato frente al candidato presidencial demócrata, Joe Biden, la mayoría de las encuestas a nivel nacional muestran a este último con ventaja sobre el republicano.

El promedio de sondeos del portal digital RealClearPolitics, por ejemplo, arroja que Biden tiene una ventaja de 7,8 puntos porcentuales sobre el mandatario (51,3 a 43,5 por ciento), mientras el del sitio de periodismo de datos FiveThirtyEight da al demócrata una superioridad todavía mayor, de 8,9 puntos porcentuales (52 a 43,1 por ciento).

La posición del candidato de la fuerza azul parece más sólida que la que poseía en este mismo momento de la contienda en 2016 la entonces aspirante demócrata, Hillary Clinton, a quien el medidor de RealClearPolitics le otorgaba una superioridad de solo 2,3 por ciento a 72 horas de los comicios.

A pesar de la diferencia entre un año y otro, los cuestionamientos en torno a las encuestas están muy presentes dentro y fuera de Estados Unidos, al recordarse que en las pasadas elecciones Clinton estuvo de forma sostenida por delante de Trump en los sondeos, e incluso el mismo día de los comicios medios como el diario The New York Times le daban 85 por ciento de posibilidades de ganar.

Diversas fuentes indican que los sondeos hace cuatro años en realidad no estuvieron tan errados, pues la candidata demócrata sí ganó el voto popular con más de tres millones de boletas a su favor, si bien no logró acumular los 270 votos electorales necesarios para llegar a la Casa Blanca.

Sin embargo, Scott Keeter, asesor de encuestas del Centro de Investigaciones Pew, declaró a la cadena de televisión CBS News que sí hubo problemas con los realizados en estados decisivos en esas elecciones, como Michigan, Pensilvania y Wisconsin.

Asimismo, ese medio sostuvo que una de las dificultades clave con las encuestas de 2016 fue que gran parte de ellas no tuvieron en cuenta la educación de una persona, lo cual llevó a perder la noción sobre el apoyo significativo que tenía Trump entre los hombres blancos sin formación universitaria.

Un estudio de la Asociación Estadounidense para la Investigación de la Opinión Pública indicó que quienes cuentan con más educación tienen muchas más probabilidades de participar en los sondeos.

Muchas encuestas, especialmente a nivel estatal, no ajustaron sus ponderaciones para corregir la sobrerrepresentación de los graduados universitarios, y el resultado fue una sobreestimación del apoyo a Clinton, apuntó ese análisis.

A decir del sitio digital Vox, las cosas son mayoritariamente diferentes en los actuales comicios, pues los pronósticos de ahora incorporaron evaluaciones de la dinámica estatal más favorables al Partido Republicano.

Según ese medio, sigue sin estar claro todavía si los encuestadores pueden medir con mayor precisión la opinión pública en los estados clave del Medio Oeste, a lo cual se une que el Colegio Electoral tiene un gran sesgo hacia los republicanos.

Pero Vox afirmó que la construcción de modelos basados en las encuestas y otros datos para realizar predicciones sobre el desenlace electoral sí mejoró en 2020, además de que diversas firmas ajustaron sus muestras para reflejar el nivel educativo real de la población.

Sin embargo, no puede dejarse de lado el hecho de que la superioridad de Biden es muy estrecha en algunos estados decisivos, y que en algunos de esos territorios Trump ganó algún terreno en los últimos días, si bien los analistas se preguntan si eso sea suficiente para ponerlo a la cabeza.

De cualquier modo, dada la cercanía de las elecciones del 3 de noviembre, los estadounidenses se encuentran a solo pocos días de saber si esta vez las encuestas acertaron o volvieron a equivocar el rumbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *