Producir más alimentos en Granma

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 5 febrero, 2016 |
0
José Ramón Machado Ventura llamó a producir más y no darse por vencidos ante la adversidad climatológica / FOTO Rafael Martínez Arias
José Ramón Machado Ventura llamó a producir más y no darse por vencidos ante la adversidad climatológica / FOTO Rafael Martínez Arias

Más que referir los números que avalaron el diagnóstico, en cuanto a la explotación de la tierra por los usufructuarios, en la provincia de Granma, el intercambio de ellos con las máximas autoridades del Partido y del gobierno propició el análisis de trascendencia nacional e hizo válido el propósito de trabajar bien.

José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido, dijo que las acciones nacidas de la evaluación contribuirán a fortalecer con inmediatez el control en el uso de los terrenos entregados mediante los decretos-ley 259 y 300.

Es la primera vez que se efectúa un levantamiento de esta índole, por su profundidad y exigencia, con visitas a las fincas en los 13 municipios, tras siete años de implementadas las normas jurídicas que facilitaron la incorporación de miles de hombres y mujeres a laborar en gestión no estatal voluntaria en la Agricultura y vincularse a CCS, CPA y UBPC.

Estuvo dirigido el debate a definir en qué medida se aprovechó el usufructo y cómo incrementar los volúmenes de producción para contribuir a bajar los precios en la red de mercados estatales agropecuarios y puntos de venta.

El también Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros precisó la responsabilidad de cada institución y organización en las irregularidades en la conducción de importante tarea, incluidos los trámites correspondientes y atención a los agricultores.

Argumentó que el chequeo ha de ser riguroso y cotidiano, y que al municipio le toca dar el seguimiento porque es allí donde la gente se conoce mejor y detectan rápido cualquier manifestación de ilegalidad e incumplimiento.

Insistió en que el proceso no es para quitar tierra; lo primero en el reordenamiento es que todo el usufructo tiene que estar en explotación y al que incumpla se le puede ayudar en lo posible, pero debe asumir y si no lo hace se le entrega a otro para que la ponga a producir.

Machado Ventura recordó los pasos para el fortalecimiento de esta actividad con el encuentro de directivos de las bases productivas, las 17 medidas para destrabar el funcionamiento de las UBPC, la celebración del XI Congreso de la Anap y la más reciente evaluación efectuada en cada localidad, que antecedió la reunión resumen del trabajo.

Puntualizó que en la provincia todo se llevó al detalle; existe comprensión y la disposición de resolver el problema en un mínimo de tiempo y acotó: “Lo que necesitamos es influir con los mejores ejemplos en los hombres y mujeres del campo que siempre han estado dispuestos a incorporarse a las tareas de la Revolución.

“En este caso va a ser igual o mejor porque se les ha explicado cuál es la situación en que nos encontramos y el esfuerzo que se realiza con algunas posibilidades desde el punto de vista material”.

Insistió en el imperativo del país de aumentar las producciones agropecuarias con calidad, no obstante la adversidad climatológica, para bajar los precios en la oferta a la población con un límite máximo que tope el desembolso de las ventas.

El dirigente reiteró la confianza de la dirección del país en los agricultores, quienes han sido fieles cumplidores de las misiones con su valiosa potencialidad, siempre al lado del pueblo.

Durante el diálogo con los productores resultó una constante la disposición, experiencia y conocimiento con que cuentan para cumplir, e incluso incrementar las ventas al Estado, disponiendo la provincia de establecimientos dedicados a la comercialización en los municipios y una labor en marcha para aumentar la eficiencia en la gestión de compra por la Empresa de Acopio.

Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, anunció la reciente aprobación de una resolución del Banco Central de Cuba que tiene mayor correspondencia entre los plazos de amortización en el pago de los créditos y tecnologías de los cultivos con tasa de interés más justa, lo cual estimulará la producción en la ganadería, entre otras ramas, además de la flexibilización para la adquisición de varios insumos por parte de las cooperativas.

Precisó la responsabilidad que tiene en sus funciones el delegado municipal y la estructura de velar como autoridad agraria el cumplimiento del uso y tenencia de la tierra y que esta última se encuentre registrada como un patrimonio de la empresa estatal socialista que representa al pueblo.

Tras concluir la inspección a más de 22 mil usufructuarios se detectaron violaciones que van desde hectáreas deficientemente explotadas, ausencia de contratos productivos, incumplimientos en las ventas al Estado, hasta el cambio en la línea de producción sin autorización.

Igualmente, se constataron irregularidades en los sistemas de control en las delegaciones, empresas y cooperativas, insuficiencias en la atención a productores, la utilización de fuerza de trabajo y en la construcción de instalaciones ilegales.

En Granma, la entrega de tierra ociosa por el Decreto-Ley 259 fue de más de 129 mil hectáreas y por el 300 un área que supera otras 37 mil; desde que comenzó el proceso se extinguieron tres mil 354 usufructos con 16 mil 291 hectáreas por diferentes causas.

Federico Hernández Hernández, primer secretario del Partido en la provincia, convocó a laborar con coherencia y sistematicidad y subrayó que el cambio en el pensamiento y actuación deben traducirse en resultados superiores de producción, contratar y comercializar más, para que los altos precios bajen.

Acerca del tema, Luis Enrique Duany, de la CCS Gerardo Pérez, de Jiguaní, refirió a lo que se ha dejado de hacer por falta de integración y acompañamiento del Minag y reconoció que la creación de los órganos de base de la Anap va a potenciar el trabajo político-ideológico con los campesinos, sus familiares y la comunidad.

“Cuando seamos capaces de llegar al campesino se va a garantizar que los productos no se desvíen de su destino y bajen los precios”, enfatizó el usufructuario Giovanis Lago Domínguez, de Cauto Cristo.

Carlos Luis Cabrera Carrazana, de la finca Los Hermanos, de Bayamo, abordó la planificación con condiciones nuevas y positivas, a partir de definiciones de lo que vamos a producir con los recursos disponibles.

Explicó que su CCS Romárico Cordero logra la diversificación con viandas, hortalizas, leche, tabaco y en la carne porcina proyecta crecer en más de 630 toneladas en el 2016, sembrando mucho alimento, optimizando la explotación de las áreas y utilizando la tracción animal.

Edelio Milanés Solís, presidente de la CCS Israel Oliva, ponderó la calidad de los usufructuarios que aportan el 65 por ciento del total de la venta al Estado y cobran al día, al tener implantadas diferentes modalidades de créditos.

Previo a este encuentro, La Demajagua se entrevistó con Edel René Pérez Pérez, director del Centro nacional de control de la tierra y tractores en Granma, quien calificó el proceso de gran enseñanza, lo cual los compromete a dar continuidad a las medidas y acciones que aseguren efectividad y sostenibilidad productiva; y consideró esencial arreciar la capacitación para que, mediante la aplicación de la ciencia y la técnica, se incrementen los rendimientos agropecuarios.

Además, conversó con el productor Ramón Vázquez Figueredo, quien junto a su esposa, padre y un amigo, en la finca ganadera La Lidia, en Blanquizal, Manzanillo, sobresale por la venta de leche a la industria, en la CCS Frank País García.

Ermide Torres Paneque y Jorge Luis Granado Álvarez, ambos de la Clemente Ramos, y Alejandro Alejandro Rosales, de la Manuel Espinosa, se encuentran también imbuidos en el espíritu de aunar esfuerzos para producir, contratar y comercializar más, con el debido apoyo de las entidades que participan en la ejecución de estas actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *