Softbol femenino en Granma: la tradición vive

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 14 marzo, 2019 |
1
FOTO/ Luis Carlos Palacios

Del convincente triunfo del softbol femenino de Granma en el último clásico doméstico, aún se comenta, como también de la tremenda demostración que dio la tropa comandada por Rafael García Causa en predios villaclareños.

Por supuesto, el acontecimiento no pasó inadvertido; mientras las protagonistas, que se agenciaron el décimo quinto título en esos certámenes, dieron vida a una tradición, iniciada hace unos cuantos años.

Así lo consideró García Causa, quien no olvida los aportes del profesor Indalencio Alejándrez Mesa, artífice principal de los innumerables logros del softbol granmense, allá en su natal Manzanillo.

Cuenta el estratega que -desde entonces- la misión de cualquier equipo femenino de la provincia en un evento nacional es discutir la corona, “es cuestión de moral y de orgullo”, afirma.

Y ahora no fue la excepción, aunque volvieron a verse las caras con el conjunto local, su rival más enconado de los últimos años, “pero las muchachitas estaban preparadas para chocar con ellas y su estelar Anisley López”, acotó Rafael.

“De todas maneras, el resultado hubiera salido igual, enfrentando o no a Anisley”, expresó la zurda Yilian Tornés Vargas sobre la serpentinera villaclareña, que por lesión se ausentó de los encuentros finales.

“Además, desde los primeros partidos, las muchachitas se vieron concentradas y la ofensiva estuvo bien”, agregó la jiguanisera, que a partir del próximo día 25 asumirá un contrato de cinco meses con un equipo de la Liga italiana.

Y si entre todas coronaron un propósito colectivo, jamás podría olvidarse la contribución de algunas figuras, como la experimentada Yanitza Avilés Fleitas, inmersa por 23 años en estos trajines.

“Mis compañeras me escuchan y se dejan ayudar”, expone la campechuelera, para quien la disciplina, junto a las ganas y la motivación de lograr el campeonato, fueron factores determinantes.

“Lo importante era ayudar a mi equipo, jugando en la posición que sería más útil”, explicó la inicialista titular, que siente añoranza por sus primeros años en el deporte, cuando se desempeñaba en los jardines, “donde me di a conocer e integré las primeras selecciones cubanas”, añadió Avilés Fleitas.

En la torpedera regular Leannelis Zayas, el softbol granmense encontró a una de sus mejores exponentes de cara al futuro. De hecho, la yarense se alzó con el premio a la mejor bateadora, al promediar 500 de average (50-25).

“Siempre tuvimos pensamiento positivo, a pesar de las limitaciones en la preparación”, comentó la joven torpedera de 17 años, que sueña con hacer el grado con el elenco nacional.

Zayas reconoce que le sirvió de mucho integrar la preselección de 2017, “pero en el 2018 no pude llegar, aunque está entre mis metas para este año. Eso sería lo más grande”, afirmó.

AGASAJO

En medio de la repercusión por el resultado, las jugadoras recibieron el agasajo de las principales autoridades políticas y gubernamentales de la provincia, junto a la máxima dirección del organismo, en el Parque museo Ñico López, de Bayamo.

“El campeonato como quiera venía para Granma”, dijo Federico Hernández Hernández, su primer secretario del Partido Comunista de Cuba, quien recordó que el éxito estuvo antecedido por muchas jornadas de trabajo, sacrifico y sudor.

“Alcanzar la victoria demuestra, que no es lo mismo defender cualquier reclamo desde la posición de campeonas, que desde una posición de perdedoras”, agregó Hernández Hernández, antes de calificarlas Alazanas de estos tiempos.

LA PRÓXIMA AVENTURA

Y mientras retumban los ecos del reciente triunfo, ya comienza a hablarse del próximo certamen, que acogerá la ciudad de Manzanillo en el 2020, una sede relegada por más de un lustro.

“Allí, el softbol forma parte de la idiosincrasia”, expresó Rafael García Causa en franca alusión a lo que representa esa disciplina en territorio manzanillero, cuna de grandes atletas.

Sin embargo, el entrenador llamó la atención sobre el estadio Alfredo Utset Bertot, cuyo terreno no tiene las mejores condiciones, “necesita arcilla, apenas pudimos entrenar el deslizamiento”.

Aún así, Granma volvió a la cima del softbol femenino en Cuba y lo hizo de manera categórica, para confirmar que sus 15 títulos no han sido obra de la casualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Mucha suerte y mucho amor para las chicas del softbol, al parecer alguien por fin encontró un espacio para dar lugar al deporte que por equipo ha dado más triunfo a la provincia y posiblemente también el deporte que más ha contribuido a las selecciones nacionales.
    Ya se escribe de ello, ya alguien se digna a recibirlas… yo que tuve el honor de seguirlas por mucho tiempo lamenté más de una vez que en muchos de sus retornos triunfantes ni el guardia del Estadio, estuviera a la espera.