Céspedes y la masonería

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 26 marzo, 2019 |
0

Muchos patriotas cubanos que se lanzaron a la manigua redentora llevaban en su mente y su corazón las doctrinas y principios de la masonería, por eso no extraña que hombres tan ilustres como Carlos Manuel de Céspedes pertenecieran a esta augusta y prestigiosa hermandad.

Sobre el tema se debatió este martes en el Museo de Cera de Bayamo, como parte de la XXXV edición de la jornada de la cultura bayamesa.

Al intercambió asistieron el masón Ángel Luis Vázquez Rondón y el historiador  Miguel Antonio Muñoz López, quienes han investigado sobre el tópico.

Vázquez Rondón significó, que la construcción del edificio moral y de valores que pretenden erigir los hombres de la escuadra y el compás, impacta notablemente en su personalidad, y por eso es lógico que los males de su tiempo, los hicieron oponerse y luchar contra el sistema español para el bien de la sociedad y sus integrantes.

Entre las logias nacidas en lo que hoy ocupa la provincia Granma, la Estrella Tropical número 19 y la Buena fe, resaltaron por las ideas que propagaron y por su membrecía, quienes casi por completo se enrolaron en la empresa independentista.

Basta saber que la primera tenía como Venerable Maestro a Francisco Vicente Aguilera y la segunda a Céspedes, para imaginar cuántos méritos y virtudes se cultivaban en esos talleres, que no fueron creados para conspirar, pero en los que el pensamiento progresista y el amor por sus semejantes, no podía llevar a otro camino que el de la insurrección.

Una historia interesante, refiere Vázquez Rondón, fue la que se construyó alrededor de la logia Independencia, creada en el campo de batalla y en la que el Padre de la Patria inició a varios mambises que fueron leales a sus preceptos y a sus hermanos.

Por su parte, Muñoz López abordó el surgimiento del Gran Oriente de Cuba y las Antillas (GOCA), creado por Vicente Antonio de Castro y con marcada tendencia independentista, la cual contribuyó a inflamar los ánimos de quienes querían a una Cuba libre.

El investigador destacó que en varias ocasiones los masones sacrificaron el bien personal por el colectivo, y se manifestaron contra aquello que se opusiera a su sagrado críptico de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

También narró historias en que la hermandad se sobrepuso a las diferencias entre españoles y cubanos, quienes se ayudaron y respetaron como si hubieran nacido del mismo vientre.

Asimismo, se trajo a colación a José Martí, quien como Céspedes dio realce a una institución que desprecia todo lo que divide a los seres humanos y enaltece lo que contribuye a las virtudes y al mejoramiento social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *