Festejarán liberación de Río Cauto

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 15 diciembre, 2018 |
0
FOTO Luis Carlos Palacios

El sexagésimo aniversario de la liberación del municipio de Río Cauto será festejado este sábado con un acto político-cultural en la plaza Ángel Frías de la localidad.

A la celebración de la emancipación de los riocautenses por fuerzas rebeldes, se suman otras actividades como la Jornada de la Cultura, que comenzó el jueves último y se extenderá hasta mañana.

En el programa conmemorativo figuran presentaciones de artistas aficionados, opciones bailables y recreativas, tertulias y conversatorios del hecho histórico en el museo del territorio.

También amenizarán los festejos las agrupaciones y los órganos musicales de adultos y niños del municipio, además de las actividades deportivas, entre las cuales resalta una simultánea de ajedrez.

En los dos últimos meses de 1958 era muy difícil la permanencia del Ejército batistiano en Río Cauto, pues les llegan a faltar agua y alimentos.

Los rebeldes que merodeaban la zona primero ocupan Cauto del Paso, luego las Mil Nueve, la parte sur y posteriormente Cauto Embarcadero y Guamo.

Solo permanece en manos batistianas el cuartel de Río Cauto; pero los guardias prácticamente no podían moverse porque todas las noches los asediaban los hombres de Gerardo Hernández Silva.

El día 13 los tirotean, apagan algunas luces del alumbrado público y Hernández Silva usa la estrategia de aumentar –verbalmente- el número de sus efectivos para aterrar al enemigo, eso propicia que decidan abandonar el poblado en la madrugada del 15 de diciembre con rumbo a la Sal y Veguita, en el actual municipio de Yara.

Al quedar liberado Río Cauto, último bastión de la dictadura en toda esa zona del noroeste de la actual provincia de Granma, el Ejército Rebelde se fortalece tanto que pone constantemente en jaque a las fuerzas enemigas, no solo allí, sino en toda esa franja, incluyendo a Bayamo.

Cuenta el historiador de la demarcación, Manuel Salvador Cedeño García, que el 15 de diciembre de 1958 se hicieron realidad las ansias de libertad de los riocautenses, cuando huyeron, cobardemente, los soldados que permanecían en el cuartel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *