Homenaje desde el orgullo y la continuidad (+ fotos)

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 18 junio, 2018 |
0
Federico Hernández Hernández, primer secretario del PCC en Granma, en el homenaje a los combatientes Manuel Peña Romero y Enrique Leyva Leyva/ FOTO Rafael Martínez Arias

El homenaje brindado a combatientes, este fin de semana, por las máximas direcciones del Partido y el Gobierno en la provincia de Granma, a propósito del Día de los padres, trascendió como expresión de orgullo a quienes entregaron lo mejor de sí a la Revolución, y también de continuidad de su legado.

Federico Hernández Hernández, miembro del Comité Central del Partido y su primer secretario en el territorio, y Manuel Santiago Sobrino Martínez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, encabezaron el homenaje en el municipio de Yara.

En emotivos encuentros, en los cuales participaron los integrantes de la comunidad, llegó el cariño y agradecimiento del pueblo granmense a los padres combatientes Oreste Monteagudo Castillo, Manuel Peña Romero, y Enrique Leyva Leyva.

Oreste Monteagudo Castillo recibe el saludo de Federico Hernández Hernández, primer secretario del PCC en Granma/ FOTO Rafael Martínez Arias

El primero, es combatiente del Ejército rebelde y la lucha clandestina. Natural de Guinía de Miranda, antigua provincia de Las Villas, se incorporó en marzo de 1958 al movimiento 13 de marzo en el Escambray, vía por la cual realizó múltiples actividades de sabotaje y de logística. Integrante luego de la columna comandada por el Che, participó en la retaguardia como apoyo en la toma de Santa Clara.

Peña Romero se incorporó al Ejército Rebelde el mismo día que arribó a los 20 años de edad en 1958; con la columna uno, del I Frente, y bajo el mando directo de Paco Cabrera, participó en los combates de la Estrella, El Jigüe, Santo Domingo, Las Mercedes, El Cerro, Sao Grande, así como en el ataque al cuartel de Bueycito, en la histórica batalla de Guisa, en el combate de Maffo y en la toma de Palma Soriano y Santiago de Cuba.

Participó, además, en las luchas clandestina y contra bandidos, en Playa Girón, y fue combatiente internacionalista en la República de Angola.

Manuel Peña Romero/ FOTO Rafael Martínez Arias

Leyva Leyva ingresó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias en mayo de 1968, en un curso de jefe de personal en Santiago de Cuba, y al graduarse ocupó el cargo de jefe de personal en las divisiones de Guantánamo, Manzanillo, Bayamo, Mangos de Baraguá, y en los regimientos de tropas especiales de Holguín y Bayamo.

Todos con infinitos méritos y medallas, conquistadas a base de arrojo, entrega y sudor, pertenecen a ese legado que guía y estimula la inigualable obra social que construimos los cubanos.

Las máximas autoridades del Partido y el gobierno en la provincia junto a Manuel Peña Romero, y Enrique Leyva Leyva/ FOTO Rafael Martínez Arias

A propósito de este homenaje, Federico Hernández Hernández aseguró que, al honrar la obra de quienes entregaron lo mejor de sus vidas a la causa de esta Revolución, que será eterna, es expresarles la seguridad y confianza de que su esfuerzo no fue en vano, pues tendrá siempre continuidad, pues aun en cualquier circunstancia que atraviese el país, los cubanos, y sobre todo la juventud, demostrarán que se pudo, se puede y se podrá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *