Irregularidades técnicas en el puente de Cauto Cristo

Share Button
Por Andy Zamora Zamora | 6 junio, 2018 |
0
FOTO/ Andy Zamora

El puente de Cauto Cristo, una de las atracciones entre las obras ingenieras en Granma,  fue evaluado de regular recientemente por una comisión nacional, tras detectarse irregularidades en su estado constructivo.

Juan Carlos Acosta González, Intendente del Centro Provincial de Vialidad, explicó que la condición técnica de la obra no representa peligros inminentes, pero posee afectaciones en varios tirantes o vigas, en su parte inferior.

Las propiedades de soporte del peso para el cual fue erigida la vía, se mantienen pese a su degradación paulatina. Una brigada de atención acordó someterla a una rehabilitación a mediano plazo y la inversión será propuesta al Ministerio de Economía y Planificación.

Acosta González refirió que la estructura de 157, 8 metros de largo, permite hasta 30 toneladas de peso.

“Las bases están dañadas como consecuencia de la acción de la salitre de las aguas y la antigüedad. Ello no limita la accesibilidad de los carros de carga”, aseguró.

Hace poco más de nueve décadas iniciaron las acciones para la ejecución del viaducto. Este posee un impacto directo en la economía y en la sociedad, por el tránsito diario de viajeros y mercancía entre las provincias de Granma y Holguín.

La edificación se inscribe entre las más prominentes de la época en el país y representa el sometimiento financiero del gobierno de Gerardo Machado a Estados Unidos.

Corporaciones extranjeras buscaban la inversión de capitales y el interés de los pobladores por esos proyectos, para fines electorales, según muestran varios estudios.

Manuel Escalona Fernández, investigador cautocristense, destacó las características de la infraestructura, propia de la metrópoli yanqui.

“Para el traslado de materiales fueron montadas líneas férreas. Ello permitió el empleo de piezas, vigas, angulares y materiales de acero, entre otras ubicadas en la zona, por cantidades exorbitantes, como fue el cemento para la fundición de los cabezales bases y las columnas principales de sostén, del segmento de control. Esta tipología fue empleada por los norteamericanos, desde inicios del siglo XX”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *