Lo mejor del año

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 19 diciembre, 2018 |
0
Por segundo año consecutivo los Alazanes alzaron la corona de la pelota cubana / FOTO Rafael Martínez Arias

Termina el 2018 y, por ende, se impone pasar revista a lo sucedido durante los últimos 12 meses, que depararon para el deporte de Granma resultados nunca antes alcanzados.

De hecho, el tercer lugar integral a nivel nacional es la muestra más fehaciente del enorme esfuerzo que realizaron atletas, entrenadores, directivos y trabajadores de apoyo.

Para escalar a esa posición impensada años atrás, fueron determinantes los inéditos desempeños en la Copa Pioneros (segundo) y la Olimpiada juvenil (tercero), además del tercer puesto que se ratificó en los 54 Juegos nacionales escolares, sin olvidar algunas distinciones individuales.

De igual manera, emergieron actuaciones sobresalientes, como el béisbol que conquistó su segunda corona al hilo en clásicos nacionales y, de paso, contribuyó a que la provincia mereciera la distinción de más integral en el país.

Igualmente, descollaron en sus respectivos campeonatos nacionales el levantamiento de pesas y el softbol femenino, para consolidar el arraigo de esas disciplinas en esta porción del archipiélago; otras, como gimnasia artística y rítmica, balonmano, polo acuático y esgrima, confirmaron su progresión, al tiempo que el voleibol para damas sorprendió con un segundo lugar histórico.

Innumerables momentos cumbres vivió el movimiento deportivo aquí con su representación en Barranquilla, sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. De esa nación sudamericana, regresaron los competidores granmenses con foja de 23 preseas, incluyendo 10 de oro, superior a lo obtenido en Veracruz 2014 (8-7-6).

Allí brillaron las ciclistas Arlenis Sierra Cañadilla y Yudelmis Domínguez Massagué, con tres y dos medallas de oro, respectivamente. Asimismo, despuntó la gimnasta manzanillera Marcia Videaux Jiménez, que imitó a su coterránea Arlenis.

En la actividad física comunitaria también se alcanzaron notables reconocimientos; entre otros, destacó el programa A jugar, con el primer escaño nacional, y el Gran premio en pequeño formato de Cubaila, en el cual se consiguió la mayor convocatoria, con más de tres mil 500 participantes.

A grandes rasgos esos fueron los principales acontecimientos en el año que casi concluye. Sin embargo, persisten insatisfacciones, aunque -por el momento- solo resta festejar los incontables logros de un período, al que muchos catalogan como el mejor de la historia para la familia atlética aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *