¿Qué puede hacer Obama para modificar aplicación del bloqueo vs Cuba?

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 13 agosto, 2015 |
0

Barack ObamaLa Habana-.  Estados Unidos abrirá oficialmente su embajada aquí, sin embargo persiste como principal obstáculo para la normalización de sus relaciones con Cuba el bloqueo económico contra la isla, política cuyo andamiaje el presidente, Barack Obama, tiene potestad para desmantelar.

Ya desde el pasado 17 de diciembre -fecha en que ambos países anunciaron la decisión de avanzar en pos de normalizar sus nexos-, el mandatario norteamericano, al informar del cambio de política hacia Cuba, reconoció el fracaso del cerco impuesto por Washington desde hace más de medio siglo contra la mayor de las Antillas.

Al mismo tiempo, las autoridades cubanas, tras recordar el escollo que representa para las relaciones bilaterales este entramado hostil, subrayaron una realidad fehaciente: aunque hay puntos que no puede cambiar, Obama posee la potestad para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo contra Cuba.

Si bien el Congreso de Estados Unidos es el órgano facultado para decretar el fin del bloqueo, este acto puede estar precedido del desmontaje de la inmensa mayoría de las restricciones que conforman esta política, a través de acciones ejecutivas del Presidente.

En efecto, según expresan fuentes de la Cancillería cubana, sólo existen cuatro aspectos en los que Obama no puede actuar, pues requieren la acción del Congreso para su eliminación o modificación por estar regulados en leyes estadounidenses.

El primero es la prohibición a subsidiarias de Estados Unidos en terceros países a comerciar bienes con Cuba, recogida en la Ley para la Democracia Cubana de 1992 (más conocida como Ley Torricelli).

El segundo es la imposibilidad de realizar transacciones con propiedades norteamericanas que fueron nacionalizadas por Cuba, lo cual está prohibido por la Ley Helms-Burton.

Otras dos prohibiciones fueron incluidas en la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones del 2000, que impide a los ciudadanos estadounidenses viajar a Cuba con fines turísticos y obliga a la isla a pagar en efectivo y por adelantado las compras de productos agrícolas en Estados Unidos.

Fuera de estas cuatro restricciones amparadas en las leyes estadounidenses mencionadas, el presidente Obama puede acudir a sus prerrogativas ejecutivas para modificar la implementación de la política de bloqueo contra Cuba, como gestos que permitan sentar sólidas bases para la normalización de los vínculos.

ALGUNOS ASPECTOS QUE OBAMA PUEDE CAMBIAR

Muestra de esta capacidad presidencial fue lo ocurrido el 17 de diciembre de 2014, cuando el mandatario estadounidense anunció varias medidas para modificar la aplicación de determinadas regulaciones del bloqueo.

Con posterioridad a este paso, el 15 de enero de 2015, los Departamentos de Tesoro y Comercio publicaron las regulaciones administrativas para implementar las medidas anunciadas por el Presidente, las cuales entraron en vigor el día siguiente.

A juicio de autoridades cubanas, este puede ser el procedimiento a seguir en lo adelante para eliminar una buena parte de las restricciones económicas, financieras y comerciales que el gobierno de Estados Unidos mantiene contra la isla.

Las modificaciones realizadas por Obama -aunque todavía están lejos de ser todo lo que el Presidente puede hacer- ciertamente significan un paso de avance en temas como viajes a Cuba, telecomunicaciones y remesas, mientras muchas otras prohibiciones pueden ser eliminadas con la intervención presidencial.

Una modificación sustantiva del andamiaje del bloqueo es posible si Obama continúa utilizando sus amplias facultades ejecutivas para eliminar muchas de las restricciones vigentes, consideraron al respecto expertos de la Cancillería de la isla en un reciente artículo publicado en el diario nacional Granma.

En ese sentido, los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores señalaron diversas esferas en las cuales ambos países pueden avanzar y beneficiarse de forma mutua si Obama se propone seriamente hacer uso de sus facultades presidenciales.

Entre otras acciones en materia de viajes, refiere el texto, el Presidente podría eliminar el límite al valor de los productos que pueden ser importados desde Cuba -para uso personal o como regalos- por los viajeros estadounidenses que visitan la isla.

A la par, podría autorizar que los aviones cubanos vuelen a Estados Unidos y transporten viajeros entre los dos países.

En materia de comercio, Obama podría permitir que Cuba importe desde terceros países productos que contengan más de un 10 por ciento de componentes norteamericanos.

Asimismo, posee la potestad de autorizar las exportaciones a Cuba de otros productos estadounidenses y permitir las importaciones en Estados Unidos de servicios o productos cubanos, incluyendo aquellos manufacturados en terceros países que contienen materias primas cubanas como níquel o azúcar.

La salud es otro sector en el que se pueden adoptar medidas con amplio impacto en el bienestar de ambos pueblos.

La lista de acciones que podría acometer el Presidente comprende entre otras: autorizar a ciudadanos de Estados Unidos a recibir tratamientos médicos en Cuba, así como permitir la exportación de medicinas y equipos médicos que puedan utilizarse en la producción de productos biotecnológicos cubanos.

También, puede aprobar las ventas de materias primas que la isla necesita para producir medicamentos, y autorizar la comercialización en Estados Unidos de productos de la biotecnología cubana, como el Heberprot-P (utilizado mayormente en diabéticos) y el Nimotuzumab, anticuerpo monoclonal contra el cáncer de cabeza y cuello avanzados.

En el sector bancario y financiero, donde el gobierno de Obama ha aplicado numerosas acciones de acoso contra la isla, existe asimismo la posibilidad de modificar varias regulaciones y autorizar por ejemplo, el uso del dólar estadounidense en las transacciones internacionales de Cuba.

Igualmente, se puede otorgar el consentimiento para que estas transacciones se realicen a través del sistema bancario de Estados Unidos cuando provengan de operaciones cubanas con terceros países.

Además, el mandatario posee facultades para impulsar la reversión de la política de persecución financiera contra la isla, que incrementa el temor de los bancos de terceros países a operar con Cuba o a ejecutar transferencias bancarias a favor de empresas u organizaciones cubanas.

Otras acciones comprenderían posibilitar a entidades cubanas (bancos, empresas) abrir cuentas en bancos norteamericanos e instruir a los representantes de Estados Unidos en las instituciones financieras internacionales que no bloqueen el otorgamiento de créditos u otras facilidades financieras a Cuba.

En general, Obama tiene posibilidades casi ilimitadas para modificar de manera significativa las restricciones vigentes y vaciar al bloqueo de su contenido fundamental mediante el ejercicio de sus prerrogativas.

Ello resulta vital, según autoridades cubanas, pues el proceso hacia la normalización de los nexos bilaterales pasa necesariamente por el levantamiento del bloqueo, el cual constituye el mayor obstáculo para el desarrollo de la isla y de sus relaciones económicas comerciales y financieras con Estados Unidos y el resto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .